domingo 9 agosto, 2020
Inicio Sucesos Transportista tachirense desaparecido entre los carbonizados en La Bonanza

Transportista tachirense desaparecido entre los carbonizados en La Bonanza

no views

A través del ADN, hace apenas unos días, se logró confirmar que al menos uno de los dos transportistas tachirenses que se hallaban desaparecidos desde septiembre pasado se encontraba entre los restos de 11 víctimas carbonizadas localizadas en el relleno sanitario  La Bonanza, en Charallave, en el estado Miranda.

Se trata de Luis Gerardo Galaviz Roa, de 61 años de edad, residenciado en Coloncito, municipio Panamericano, quien junto a Nelso Ramiro Ardila Núñez, de 37 años, también de Coloncito, desapareció el 12 de septiembre, cuando desde Caracas regresaba a  esa población de la zona norte del Táchira, luego de transportar un cargamento de carne hasta el mercado Mesuca, en Petare, municipio Sucre, estado Miranda.

En el caso de Ardila Núñez, aunque existe una gran probabilidad de que haya corrido la misma desafortunada suerte de Galaviz, no ha sido posible confirmarlo, en virtud de que en la morgue de Bello Monte, Caracas, aún no le han tomado la muestra de ADN a un hermano, que permita compararlo con los restos recuperados, pese a que este familiar ha acudido en innumerables oportunidades para hacerlo, de manera que su familia sigue en incertidumbre, a la espera de un desenlace.

Por su parte, los seres queridos de Luis Gerardo recordaron que   trabajaba como chofer de un camión, marca Chevrolet, placas A57BV5D, que partió desde Coloncito con destino al mercado mirandino, en compañía de Nelso.

Sus familiares perdieron comunicación con Galaviz a las 5 de la tarde del 12 de septiembre, cuando regresaban a la región, después de descargar el cargamento en el sitio pautado. Después de varias semanas de investigaciones y búsquedas, el lunes 4 de noviembre fueron encontrados varios cadáveres en el relleno sanitario La Bonanza, en Charallave, los cuales fueron trasladados a la morgue de Bello Monte para realizar la debida identificación.

“De los 11 cadáveres encontrados, solo fueron identificados 6, entre ellos el de Galaviz, quien todavía se encuentra en la morgue de Bello Monte y debe ser trasladado a Coloncito, municipio Panamericano, lo cual se ha hecho difícil por la situación presentada por falta de combustible”, acotaron.

El hallazgo

Tras la presunta aprehensión de un sujeto que hacía parte de una banda de “piratas de carretera” que se dedicaba a interceptar vehículos de carga para robarlos, a la altura de la Autopista Regional del Centro, para luego desaparecer a sus ocupantes, el 4 de noviembre el Cicpc hizo el dantesco hallazgo de los cadáveres carbonizados en el mencionado botadero de basura.    

Otras víctimas, ya identificadas, de esta banda serían tres integrantes de la familia Barquero: Johnny Barquero, de 40 años de edad; su hijo, Josmael Barquero (16), y Jowel Serven, transportistas que se encontraban desaparecidos desde el 25 de octubre, cuando viajaban entre Caracas y Mariara.

Sus familiares aportaron exámenes radiológicos y otras evidencias que permitieron, tras una serie de pruebas antropométricas, identificar a estas tres víctimas, por lo que el sábado pudieron retirar los cuerpos para realizar el sepelio correspondiente.

Aún no se ha confirmado la identidad de otros transportistas desaparecidos, como Jhonny Rafael Ascanio Ruiz, de 43 años, y Carlos Luis Rodríguez Triviño, de 32, que el 11 de septiembre se trasladaban en un camión NPR, blanco, placas A32AO0N. Salieron de los Altos Mirandinos, con un cargamento de pollo que entregaron en El Llanito, municipio Sucre, estado Miranda. Tras consignar la carga, no se supo más de ellos.

Carlos Eduardo Méndez (40) y Ricardo Molina (43), igualmente figuran en la lista de desaparecidos. La noche del 2 de octubre se trasladaban en un camión, marca Ford, placa A26AL8R, color gris plata. Uno de ellos se comunicó con un familiar para decirle que habían cenado en Paracotos, estado Miranda, e iban a tomar carretera para llegar a casa en el estado Mérida.

Durante los estudios antropológicos de los once cadáveres, los expertos encontraron un maxilar y una mano extras; sin embargo, hasta el momento las autoridades no han informado si se trata de la víctima número 12.

Miriam Bustos

- Advertisment -