Tras detener al director del hospital del IVSS también apresaron a propietarios de quioscos

16072
Freddy Bernal anunció en su cuenta Twitter la destitución del Huber Zambrano como director del hospital del IVSS de Santa Teresa, por presunta corrupción.

Tras la destitución y detención por presunta corrupción del director  del hospital  Patrocinio Peñuela  Ruiz,  del Instituto Venezolano de Seguro Social, IVSS, en Santa Teresa,  así como de  otros funcionarios  de esa institución, en un  procedimiento paralelo practicado en las áreas  externas los dueños de al menos tres quioscos ubicados a un costado del área de  Emergencias también fueron  aprehendidos por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana  adscritos al Desur-Táchira.

Freddy Bernal informó  en su cuenta Twitter, el miércoles:  “hemos destituido a quien ejercía el cargo de director del mismo (hospital del IVSS) e incautado  medicamentos valorados en  113 mil 880 dólares, para asistir a 400 personas con cáncer”; “El médico que le esconda la medicina al pueblo es un criminal y debe pagar con todo el peso de la ley. A los pacientes hay que atenderlos por igual, cuando vean algo irregular, denuncien con nombre y apellido, enfrentemos juntos la lucha contra la corrupción”.

Se refería Bernal al doctor Huber Zambrano Meneses, quien además de ser destituido, fue puesto a disposición de la Fiscalía 23 Ministerio Público. Junto a él, también  habría sido aprehendida  la encargada de  la Farmacia del hospital y dos  personas más que por los menos hasta este jueves permanecían presos en la sede del Comando de Zona 21 de la Guardia Nacional, anteriormente  conocido como Core-1.

Precisó Bernal que  durante el allanamiento al centro hospitalario hallaron medicamentos  e insumos para el tratamiento de enfermedades crónicas como el cáncer, HIV,  diálisis, para pacientes  hipertensos y  psiquiátricos “medicamentos que habían desaparecido,  de uso público,  y que se los negaban a los pacientes. No obstante, encontramos depósitos completos  estos medicamentos que escaseaban en  algunos centros asistenciales de San Cristóbal Y no solo eso, encontramos escondidos en depósitos de este instituto,  aparatos de alta tecnología, necesarios para el tratamiento de dichas enfermedades como ecógrafos, campanas para quimioterapia y  sillas para diálisis”, agregó Bernal.

Presumimos –añadió- que  esto está conectado con una serie de farmacias y de quioscos que están alrededor, porque en la farmacia del  hospital  del Seguro Social no se encontraron medicamentos, eran redireccionados para las  farmacias y para los quioscos donde se encontraban a  precios especulativos. Por esta causa  hay  varios  detenidos.

Junto al ahora exdirector  Zambrano Meneses “fueron detenidos la  subdirectora administrativa del hospital, Laura M: la jefa de Farmacia,  Isabel Z.; su asistente de Farmacia, Mary M.; Eddy V.; Maximiliano S.; Luz P.; Deyvi D. y el jefe de seguridad, Miguel Y.”. 

Tres “quiosqueros”

Pero el procedimiento practicado en el hospital del IVSS no paró allí, puesto que de manera paralela, los funcionarios de la Guardia Nacional también  tomaron e inspeccionaron los quioscos situados a un costado del área de Emergencia, en los que venden, café, cigarrillos, agua, y algunos además,  envases recolectores de heces y orina.

“Pero como los locales privados  están conectados con esta red del Seguro Social fueron detenidos Milizta C.; Yohana C., y  José. C”.

Añadió Bernal  que a todos estos ciudadanos detenidos “la  fiscalía los va a presentar  a las tribunales competentes, por los delitos de corrupción propia agravada, asociación para delinquir, peculado de uso  e inobservancia administrativa de  la contraloría sanitaria  y procedimiento de evasión administrativo.

Sin embargo, sobre la detención de los tres quiosqueros, la abogada Elena Jiménez, manifestó que  se hizo de manera arbitraria, y que e ellos no les hallaron evidencia alguna.     

“Revisaron a todos, excepto a uno, el primero de los quioscos  que dicen que es de un allegado al gobierno. De manera arbitraria, les quitaron las llaves  de los  quioscos inspeccionados, los cerraron, y se llevaron a los dueños de tres. Y lo que venden allí son menudencias, chucherías,  allí no tenían ni medicamentos ni insumos médicos, menos con el logo del IVSS como para que se los llevaran, Pero sólo lo que dicen es que estaban implicados en una flagrancia”, sostuvo la abogada.

Lo que entiendo -añadió-  es que  todo esto se deriva de una supuesta cava que llegó con suministros y medicamentos y  se perdió; pero no entiendo qué puedan tener que ver  con eso, los dueños de los quioscos. En su mayoría esos quioscos son el sustento familiar. Son personas  trabajadoras  que diariamente se levantan muy temprano para prestar un servicio. Es muy lamentable todo lo que está pasando, estamos a la expectativa, porque incluso nunca me había sentido  tan vulnerada  y amedrentada como cuando acudí este jueves al CZ21 para tatar de asistir a mi defendido y prácticamente fui amedrentada y humillada, añadió la profesional del derecho. (MB)