sábado 23 enero, 2021
InicioSucesosTres de los 9 militares imputados de traición a la patria fueron...

Tres de los 9 militares imputados de traición a la patria fueron recluidos en Cepromil de Santa Anta del Táchira

10.364 views

Tres de los nueve militares venezolanos recientemente aprehendidos en varios estados del país y a quienes les imputaron, entre otros, el delito de traición a la patria, fueron recluidos en el Centro de Procesados Militares -Cepromil-, en el CPO de Santa Ana del Táchira; los restantes fueron distribuidos a otras cárceles.

El pasado viernes, los nueve militares fueron detenidos en distintas circunstancias y estados de Venezuela por funcionarios de la DGCIM, que luego los trasladaron a Caracas, donde el pasado sábado, luego de estar siete días aislados e incomunicados, los privaron de libertad por los presuntos delitos de: contra el decoro, traición a la patria e instigación a la rebelión, por parte del Tribunal Militar 3° de Control del Área Metropolitana.

La audiencia de presentación inició el 9 de marzo, a las 4 de la tarde, y terminó a las 2:30 de la madrugada del sábado 10.

En ella, la Fiscalía Militar indicó que los detenidos habrían planeado atentar contra la nación, en un plan denominado Movimiento de Transición a la Dignidad del Pueblo.

La información fue confirmada por uno de los abogados defensores, Alonso Medina Roa, quien acompañó a Lilia Camejo en el proceso. El jurista indicó que en el grupo de privados de libertad se encuentran seis tenientes coroneles, un primer teniente y dos sargentos pertenecientes a la promoción de 1999 del Ejército.

“Fueron detenidos por funcionarios de la Dirección General Contrinteligencia Militar (Dgcim) en los estados Táchira, Barinas, Carabobo y el Distrito Capital, el 2 de marzo. Estuvieron aislados en la sede de este organismo, ubicada en Boleíta (Miranda), y solo les permitieron hablar con sus familiares, vía telefónica”, explicó Medina Roa.

Luego de la audiencia de presentación, fueron acordados como sitios de reclusión los centros para procesados militares de Táchira, Maturín y Miranda.

"

Estos son los rangos, nombres y sedes de detención de los militares privados de libertad:

Teniente coronel Iver Marín Chaparro, comandante del Batallón Ayala de Fuerte Tiuna (Distrito Capital), enviado al Centro para Procesados Militares de Santa Ana (Táchira); teniente coronel Henry Medina Gutiérrez, comandante del 802 Batallón de Apoyo Logístico G/B Juan Antonio Paredes (Táchira), fue enviado al Centro para Procesados Militares de Santa Ana (Táchira).

Igualmente, el teniente coronel Deivis Mota Marrero, comandante del 413 Batallón Blindado GB Pedro León Torres (Carabobo), fue enviado al Centro para Procesados Militares de Los Teques (Miranda); el teniente coronel Eric Peña Romero, administrador del Hospital Militar de Caracas (Distrito Capital), fue enviado al Centro para Procesados Militares de Los Teques (Miranda).

El teniente coronel Victoriano Soto Méndez, comandante de 432 Grupo de Artillería de Campaña Autopropulsado G/J Cipriano Castro (Guárico), fue enviado al Centro para Procesados Militares de La Pica (Monagas); el teniente coronel Juan Carlos Peña Palmatieri, alumno de la Escuela Superior de Guerra, fue enviado al Centro para Procesados Militares de Santa Ana (Táchira).

El primer teniente Yeiber Ariza, miembro del 802 Batallón de Apoyo Logístico G/B Juan Antonio Paredes (Táchira), fue enviado al Centro para Procesados Militares de La Pica (Monagas); el sargento Julio Carlos Gutiérrez, ecónomo del Batallón Negro Primero de San Cristóbal, fue enviado al Centro para Procesados Militares de La Pica (Monagas).

La sargento Yuleima Medina, furriel del Batallón Negro Primero de San Cristóbal, enviada al Centro para Procesados Militares de Los Teques (Miranda).

El viernes 2 de marzo también fueron detenidos otros 10 militares, que según la abogada Lilia Camejo fueron liberados después de estar detenidos por una semana.

En las últimas horas se conoció de la detención del exministro Miguel Rodríguez Torres, con quien según -se asegura- los nueve militares tenían relación, y también la del teniente coronel Carrasquel Vargas, comandante de una Unidad de Fuerzas Especiales en el Batallón 992 del Ejército.

- Advertisment -