Inicio Sucesos Ultiman a venezolano sentado en un sofá en Cúcuta

Ultiman a venezolano sentado en un sofá en Cúcuta

14480
Ultiman a venezolano sentado en un sofá en Cúcuta
Ultiman a venezolano sentado en un sofá en Cúcuta

Sentado en un viejo y destrozado sofá. Así sorprendió la muerte al venezolano Carlos Eduardo Uzcátegui Leonardez. Su asesino lo sorprendió de dos disparos y aunque intentó pararse para huir, las balas lo alcanzaron.

El hecho ocurrió a las 5:50 de la mañana de este viernes, en la parte alta del cerro que está en la manzana 4 lote 85 del asentamiento humano Las Delicias de Cúcuta, en Colombia.

La detonación de los dos tiros despertó a uno de los vecinos que salió a mirar qué había ocurrido, pero no logró darse cuenta del cuerpo tendido junto al mueble, ni del pistolero que lo mató.

Sin embargo, minutos después los gritos de otra vecina confirmaron la muerte del joven. “La vecina gritó: ‘mataron a uno, mataron a uno’ y enseguida salí del todo y me di cuenta que estaba allá en el cerro”, contó un vecino.

Otra residente aseguró que la noche anterior alcanzó a ver al venezolano y lo saludó.

“Él se la pasaba ahí con ocho muchachos más. Todos son consumidores de droga y ese es el sitio que eligieron. Hasta amanecían allí. Lo que si doy fe es que nunca se metieron a robar a nadie”.

La mujer agregó que a las 11:00 de la noche se encontró con Carlos Eduardo. “Venía tarde porque tenía una familiar enferma y le dije: ‘usted está espantando. Me asustó. ¿Qué hace ahí?’ y me respondió ‘nada, pensando todo sobre la vida’”, recordó ella.

A Uzcátegui lo conocían como ‘El Mono’. “Un día ese muchacho me dijo que le diera para la gaseosa y a cambio me limpiaba el patio”, añadió la vecina.

Antecedente

La mayoría de los residentes coincidieron en afirmar que la víctima no residía en el lugar sino que era del sector La Isla.

Este venezolano, de 39 años, fue capturado por porte y tráfico de estupefacientes en mayo de 2019, tras un operativo de las autoridades.

El coronel Francisco Gélvez, comandante (e) de la Policía Metropolitana de Cúcuta, aseguró que este caso obedecía a un presunto ajuste de cuentas.

“Estamos analizando el hecho y lo que tenemos por ahora es que podría tratarse de un tema de estupefacientes por la lucha del territorio”, dijo el coronel.

 

La Opinión