lunes 29 junio, 2020
Inicio Sucesos “Vida de Robert Maldonado corre peligro en detención”

“Vida de Robert Maldonado corre peligro en detención”

44.859 vistas

La vida de Robert Joan Maldonado Molina, joven tachirense de 22 años, detenido por la GNB en La Grita, junto con su hermano de 21, Roztbert Daniel Maldonado, el pasado 12 de marzo, podría estar en riesgo o al menos expuesto a perder un riñón, si no es atendido en el acto por un médico especializado (urólogo), debido a una infección renal adquirida durante su reclusión, además de cálculos nefríticos, de acuerdo con la versión dada a conocer por abogados del Foro Penal y familiares.

Este domingo, en la noche, el muchacho fue llevado de emergencia, por segunda vez, al hospital de La Grita, Jáuregui, “allí lo atendieron y le suministraron medicamentos para el dolor y la infección, para estabilizar su salud. Era un tratamiento intravenoso que le llevaría 8 horas; sin embargo, el funcionario que lo llevó dijo que el procedimiento debía hacerse en tres horas, a más tardar, porque en ese tiempo debía regresarlo al comando”, contó la abogada Raquel Sánchez, representante de Foro Penal Táchira.

Robert y su hermano permanecen en el Destacamento 214 de la GNB en La Grita, en una especie de jaula -como la describió el padre de los jóvenes-. El 16 de marzo, cuatro días después de la detención, los presentaron ante el tribunal militar Décimo Tercero de Control Militar, de La Fría, que les imputó ofensa al centinela y menosprecio a las fuerzas armadas, presuntos delitos que, de comprobarse como ciertos, no justifican privativa de libertad sino una medida sustitutiva.

Considera que la aprehensión de los hermanos, “que no cometieron ningún delito”, corresponde más a una venganza contra el padre, por grabar y denunciar negocios ilícitos con el combustible en la estación de servicio Los Ángeles, La Grita, por parte de funcionarios de la GNB. Sánchez aclaró que, en todo caso, los Maldonado debieron ser presentados ante un tribunal civil u ordinario, no ante una instancia militar, como ocurrió.

El hecho es que la conocida abogada tachirense, además de denunciar esta irregularidad contra los dos detenidos, dijo que la infección de Robert se originó porque solo les permiten ir al baño una vez al día; cuando les llevan comida, prefieren no comer para evitar el uso del sanitario; y que, por más de un mes, no los sacaron a recibir sol.

En este sentido, Robert Maldonado –padre de los jóvenes- añadió que los tienen prácticamente incomunicados, no cuentan con agua potable, y a la fecha tenían más de una semana sin poder ducharse debido a que en el comando falla constantemente el servicio de agua, lo que les está ocasionando escabiosis.

Para Raquel Sánchez, los derechos humanos y el debido proceso de los hermanos Maldonado han sido y siguen siendo vulnerados de todas las formas conocidas. Señala que, desde el mismo momento de la arbitraria detención, el procedimiento ha estado viciado. Dijo que al menos han elaborado y elevado siete informes sobre este caso a organismos internacionales; mientras que, a nivel nacional, la Fiscalía Militar, Fiscalía Superior del Táchira y la Defensoría del Pueblo tienen conocimiento sobre el hecho, pero ninguna de las tres se ha pronunciado aún.

Miriam Bustos