martes 17 mayo, 2022
InicioCulturaAlfredo Aparicio: una vida para amar el teatro

Alfredo Aparicio: una vida para amar el teatro

92 views

Alfredo Aparicio, actor tachirense de teatro y fundador de Estudio 7, una academia teatral que durante años se ha encargado de formar actores de todas las edades y además es una casa que mantiene vivo el teatro en San Cristóbal y todo el estado Táchira. Una pasión que inicia un día remoto de septiembre de 1986, y permanece perenne en su vida, 36 años después.

“En aquel tiempo, fui seis veces al teatro de la UNET a ver La Zapatera Prodigiosa, de Federico García Lorca. Ver la antesala de poesía, escuchar toques de guitarra, gente recitando y cantando, fue impactante para mí. Ver ese espectáculo maravilloso me hizo decidir que el teatro sería a lo que yo me dedicaría”, dijo el actor en una entrevista con María Teresa Amaya y su equipo en el programa Mi Gente de La Nación Radio.

Para Alfredo, la clave para enaltecer los talentos innatos es apoyarlos. “Ojalá los padres apoyen los talentos que ven en sus hijos desde pequeños, porque eso hace a la gente feliz”, comentó.

Junto a Alfredo, Eduard Torres y Guillermo Martínez, actores teatrales y miembros de Estudio 7, compartieron su opinión acerca de lo que significa para ellos el teatro y las experiencias que han vivido en su trayectoria en el mundo del teatro.

Martínez contó que inició haciendo teatro para vencer la timidez, “esa fue quizás la parte más difícil, además pensé que sería por un tiempo corto, pero me quedé”, dijo. Para él, “lo más importante es que haya pasión y entrega”, para hacer las cosas bien y así, disfrutar el proceso. Por su parte, Eduard Torres explicó que sumergirse en el mundo del teatro le ha hecho querer buscar más, lo cual para él es muy gratificante, y también agregó que “la parte más difícil de hacer teatro es realizar el análisis completo del personaje: el género, sus preferencias, sus gustos, y todos esos aspectos, para poder desarrollarlo”.

Aparicio, que durante mucho tiempo ha sido un referente del teatro tachirense, dijo que quienes se dedican a las artes escénicas deben conocer a profundidad a los actores a los cuales interpreta: su cultura, sus emociones y todo lo que le rodea; a la vez que se deben analizar los autores de las obras, junto a las épocas en las cuales se desenvuelven. De esta forma, aprovechó el momento para citar al Dr. Aurelio Ferrero Tamayo, quien expresó: “Quien pasa por el teatro queda marcado para siempre con un hermoso sello de cultura”.

Estudio 7: una casa que se convirtió en “teatro”.

Durante la pandemia por COVID-19, todas las personas tuvieron que reinventarse, incluso en el mundo del teatro. Para entonces, surgió la idea de transformar un garaje en una pequeña sala de teatro que hoy es el escenario de las obras y presentaciones realizadas por Estudio 7.

Esta academia actualmente realiza talleres de actuación para niños, jóvenes y adultos; además de ofrecer funciones constantemente en su Casa Teatro, ubicada frente al Parque Metropolitano, en la Av. 19 de Abril. En su calendario, tienen previsto presentar El día que me quieras, de José Ignacio Cabrujas, los días 21, 23, 29 y 30 de abril; además de Los Sainetes Venezolanos, los días 5 y 6 de mayo.

“Es muy bonito que la gente visite Estudio 7 y al salir, se dé cuenta de que es un espacio que incluso podría ser mejor, porque nosotros decimos que es un teatro, pero en realidad no lo es”, dijo. Y agregó que “ojalá San Cristóbal pudiera tener un teatro para la ciudad”.

Sus retos y obras favoritas

Alfredo comentó que la pieza teatral que más tiempo le ha tomado realizar ha sido Barrancas, escrita por Omar Flores, un dramaturgo tachirense. La obra le tomó, aproximadamente, 7 meses de ensayos; sin embargo; fue el motivo para estar nominados a los Premios Internacionales de Teatro, en la categoría de Mejor Producción, galardón que finalmente obtuvieron.

Además, comentó que “El Coleccionista de Almas Preciosas” es la obra escrita por él que más le ha llenado de “satisfacción, lágrimas y risa”, pues surgió de manera espontánea y después se convirtió en una obra encantadora para la gente, llenando salas permanentemente, y ver “lo que un día simplemente escribí, me causó gran sentimiento”, manifestó.

Para Alfredo Aparicio, las artes escénicas es un reflejo de la sociedad en la cual se desenvuelve, de esta manera invita a ver teatro para “volver al pasado, para enmendar muchas cosas y construir un mejor futuro”. Además, comentó que este es un espacio para todas las personas, sin distinciones ni ideologías políticas.

(Skeyla Gandica Nava/Pasante ULA)

- Advertisment -
Encartado Publicitario