domingo 25 julio, 2021
InicioDeportesAurinegros unidos como uno solo en último adiós a Daniel Benítez

Aurinegros unidos como uno solo en último adiós a Daniel Benítez

21.964 views

Pesar y dolor en la despedida del jugador tachirense, que a los 33 años se despidió del mundo terrenal.  Toda la familia del Deportivo Táchira se dio cita en el “Templo” para rendirle tributo al excompañero de brega en las filas del ocho veces campeón nacional.

Daniel Eduardo Benítez Pernía visitó por última vez el estadio Pueblo Nuevo. Esta vez no fue para defender la causa aurinegra, casaca con la que debutó en el fútbol rentado; su misión fue otra, recibir el homenaje póstumo de quienes fueron sus compañeros, unos, y otros colegas de profesión, pero todos unidos como uno solo para darle su despedida de este mundo terrenal.

Tristeza y luto en la mente y el corazón de quienes acompañaron al defensor central de 33 años -en la temporada 2020 estaba ligado al Zamora FC- cuando fue llevado hasta el “Templo” del fútbol nacional, para allí aplaudir y darle la despedida por siempre.

En la pista atlética del escenario tomó la vocería Gerzon Chacón, gerente deportivo del Deportivo Táchira, quien habló de la personalidad de Benítez, un gran aliado del aurinegro como defensor central para la conquista del título en la temporada 2007-2008.

Por su parte, Víctor Benítez habló de la vida de su hermano, ejemplo para su familia por su personalidad: “Estuve a su lado durante los últimos 35 días de la enfermedad, y me queda como recuerdo una anécdota, las palabras que me dijo en medio de su gravedad: ‘para qué tantos guayos, tantos zapatos, para terminar en un hospital con unas cholas’”. Hubo el aplauso y el grito de los aficionados, las lágrimas y el abrazo solidario de familiares y amigos.

Foto/Genaro Pascalle-  En el centro del campo del estadio Pueblo Nuevo se colocó el audio de los dos goles que anotó Benítez con la camiseta aurinegra.

La Alcaldía de San Cristóbal le hizo entrega de una condecoración post mortem al jugador desaparecido, que fue recibida por su esposa, hijo y su hermano Víctor, y de nuevo se oyó el aplauso entre los presentes.

En el centro del campo, los jugadores del aurinegro colocaron el audio de los dos goles que anotó Daniel Benítez cuando vistió la camiseta amarilla y negra del Deportivo Táchira.

Por un año luchó contra el cáncer, sin que pudiera ganar este “decisivo partido”, al final sucumbió; su esposa, hijo, hermanos, padres y demás familiares, tuvieron que aceptar el designio del Creador, la frase bíblica de: “Él me lo dio y Él me lo quitó”.

Hubo la palabra, el saludo solidario para Víctor, hermano mayor de Daniel, que al igual que sus más allegados estuvo aferrado a la voluntad del Dios Todopoderoso, que tuviera compasión de su ser amado y no se lo llevara.

Terminado el acto en el escenario deportivo, el cortejo se fue hasta el Jardín Metropolitano El Mirador, donde recibió cristiana sepultura, la ida de un atleta, muy joven aún, un hombre bueno; hijo, padre y hermano ejemplar. Paz a su alma. (Homero Duarte Corona)

- Advertisment -