sábado 4 diciembre, 2021
InicioFrontera“Creo que estoy cerca de salir en la lista para la vacunación”

“Creo que estoy cerca de salir en la lista para la vacunación”

1.056 views

En dos lotes, uno de 960 y otro de 900, han llegado a la jurisdicción 1.860 vacunas rusas


Por Jonathan Maldonado


 

Rosa Nieto, de 62 años, acude todos los días al Centro de Diagnóstico Integral (CDI) ubicado en el barrio Lagunitas, en San Antonio del Táchira, con la esperanza de recibir la primera dosis de Sputnik V contra la covid-19, pero aún no le ha llegado el mensaje con la cita, ni aparece en los listados emitidos por el Sistema Patria.

Las listas, publicadas en medios de comunicación como La Nación, las revisa con mucho detalle su hija. “Creo que estoy cerca de salir”, dijo la sexagenaria en compañía de su esposo. Nieto es partidaria de que regrese el método de vacunación masiva a la frontera, donde el ciudadano era citado al Gimnasio Robinson Merchán por grupo etario, y se vacunaba por orden de llegada.

Durante esas jornadas, por día, se llegaron a vacunar entre 400 y 800 personas. El número iba incrementándose a medida que se ampliaba el rango etario, el cual llegó desde los 35 a 59 años. “Por medio del mensaje del Sistema Patria es muy engorroso. Poca gente está yendo a vacunarse”, recalcó.

Aunque cada listado emitido por el Sistema Patria, como mínimo, arroja 260 nombres con sus respectivos números de cédula, al CDI están llegando entre 30 y 40 personas por jornada, cifra que no representa ni el 50 % de los citados. “No sabemos qué está pasando; el equipo médico está haciendo un importante esfuerzo, pero las autoridades responsables deben evaluar la convocatoria”, indicó, por su parte, Javier Cárdenas, de 63 años.

De las vacunas rusas, han llegado al municipio Bolívar, en dos lotes, 1.860 dosis para la primera aplicación. Si se hubiera continuado con el método anterior, por día se atendían cerca de 400 ciudadanos de la tercera edad o más, las dosis se hubiesen terminado en menos de cinco días.

“La idea es que se agilice el proceso de vacunación de los más vulnerables de San Antonio”, continuó Cárdenas, quien lamentó que muchas personas sigan acercándose hasta el CDI, preguntando si pueden aplicarse la dosis, sin tener el mensaje o estar en la lista, y que la respuesta sea un no, pues es la orden emitida por la autoridad sanitaria en el estado Táchira.

Otro punto expuesto por el caballero son las personas que están siendo citadas por el Sistema Patria. “Tengo una amiga cuyo familiar ya falleció y aparece en el listado”, precisó el ciudadano mientras instaba a la autoridad sanitaria en el estado Táchira a evaluar el método y considerar el que se estaba aplicando.

“Ya en la alcaldía se estaba haciendo una lista, incluso yo fui para que me incluyeran. Con esos datos hubiera sido más fácil convocar a los mayores de 60 años, y ya hubiésemos pasado la mayoría, pues han llegado más de 1.800 dosis rusas”, remató.

“Reviso los listados… y nada”

Ana Luisa Rojas y José Ochoa, ambos septuagenarios, están pendientes de cada publicación que se hace con las listas, para chequearlas con detenimiento. “Nada que salimos”, puntualizó la pareja mientras dejaba clara la necesidad de que se establezca un método más factible o se implemente el anterior.

Uno de sus hijos, de condición especial, fue vacunado en las jornadas masivas que se efectuaron en el gimnasio cubierto de San Antonio. “Ese proceso funcionó muy bien, lástima que no lo continuaron”, remarcaron tanto Rojas como Ochoa, quienes apuestan por su reactivación.

Del mismo pensar es Viola de Betancourt, de 77 años. Para la habitante del barrio Curazao, y quien vive a escasas cuadras del CDI, es importante que se cambie la forma como se está convocando a los mayores de 60 años o menores de 59. “No está marchando de la forma en que todos deseamos. Es lento”, enfatizó.

Betancourt instó a las autoridades competentes, en este caso las que han planificado el esquema de vacunación, a analizar el actual sistema, para evitar el descontento que se está suscitando. “Es nuestra salud la que está en juego”, agregó a modo de colofón.

Cada una de las personas consultadas exaltaron el esfuerzo que hace el equipo médico en el CDI. Solo piden que se evalúe el sistema para citar y el lugar, pues, además, consideran que el Gimnasio Cubierto Robinson Merchán es mucho más amplio y las personas pueden esperar con más comodidad, en la gradería.

- Advertisment -