domingo 16 mayo, 2021
InicioNacionalEntre 250.000 y 280.000 venezolanos retornaron en medio de la pandemia

Entre 250.000 y 280.000 venezolanos retornaron en medio de la pandemia

264 views

Los venezolanos que retornaron mayormente son mujeres (jóvenes entre 19 y 35 años de dad); casi sin estudios universitarios, salvo algunas excepciones; la mayoría solo con la primaria culminada y muy pocos con la secundaria completa


Cecodap y el Centro de Investigaciones Populares (CIP) presentaron su informe «Retornar en tiempos de pandemia». Alexander Campos, investigador aseguró que la migración en Venezuela ya es un fenómeno que define la identidad y las posibilidades como país y afecta a todas las clases sociales.

Tras la investigación realizada en medio de la pandemia del coronavirus, cuando comenzaron a regresar los venezolanos, Campos resalta que en Venezuela no existen «cifras oficiales» de los retornados y aclara que, las que se conocen, se obtuvieron tras los registros realizados en Colombia; de acuerdo con esa data, han regresado unos 137.000 venezolanos. Sin embargo, recuerda que también se desconoce el número de personas que ingresaron por otras fronteras y las que lo hicieron por vías ilegales.

«Creemos por los distintos cruces de información que hacemos que superan los 250.000 venezolanos. De un total de 5.400.000, que es la cifra oficial del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur). Podrían ser entre 250.000 y 280.000 venezolanos retornaron», detalla Alexander Campos.

Del mismo modo, el Centro de Investigaciones Populares la mayoría de los retornados son mujeres (jóvenes entre 19 y 35 años de dad); la mayoría sin estudios universitarios, salvo algunas excepciones; la mayoría solo con la primaria culminada y muy pocos con la secundaria completa. A pesar de que la gran mayoría de los venezolanos que regresaron afirman que son solteros, viven en pareja y tienen hijos.

¿Por qué se fueron del país?

Se pudo encontrar que cuatro fueron las razones fundamentales que obligaron a estos venezolanos a salir de su país por primera vez: hambre, reunificaciones familiares, motivaciones económicas y expectativas de futuro.

Alexander Campos dijo que la mayoría de los retornados aseguró que sus condiciones laborales eran muy precarias en los países de acogida: «Ninguno tuvo trabajo estable, todos fueron trabajos ilegales sin protección de ley. Muchos vivieron en las calles y vivían del diario, lo que podían conseguir en el día a día para comer y pagar el arriendo».

En cuanto al tema de las remesas, la mayoría indicó que no enviaba dinero constantemente y cuando lo hacía, no mandaba más de 20 dólares. Además, Campos enfatiza que estos venezolanos nunca se ingresaron en los países donde estuvieron y agregaron que todo se puso peor en medio de la pandemia, cuando muchos fueron sacados de los lugares donde vivían por no poder pagar los alquileres.

¿Por qué retornaron?

El estudio del Centro de Investigaciones Populares encontró que la gran mayoría de los venezolanos que retornaron al país lo hicieron huyendo del hambre, del desamparo de quedarse sin casa, porque vieron la oportunidad de romper con la situación de emigración de que nunca se adaptaron, por la falta de perspectivas reales de progreso, buscando un refugio y por lo imprevisible de la duración de la pandemia y la escasez de ahorros.

No obstante, Campos reveló que «la mayoría de los hombres no se encuentran motivados a regresar y son impulsados por las mujeres». Regresan con «una nueva actitud hacia el trabajo», aseguro el investigador.

Los venezolanos retornados valoraron bastante bien los refugios ubicados del lado colombiano. Aseguran que recibieron mínima atención médica, equipos y kits necesarios para evitar los contagios de covid-19, buena alimentación y no reportaron malos tratos.

No obstante, en cuanto a la estancia en los Puestos de Atención Social Integral (PASI), ubicados del lado venezolano para cumplir cuarentena, los retornados los describen como sinónimo de «terror» y les tienen «pavor y miedo a los refugios». La investigadora Mirla Pérez, también profesora de la Universidad Central de Venezuela, afirma que para muchos, los PASI «fueron como un campo de concentración»; por lo que muchos se atrevieron a cruzar por trochas; a pesar de ser «espacios para el robo, las violaciones y al esclavitud».

Un retornado que fue entrevistado para esta investigación aseguró que durante su estancia en el PASI, un funcionario de la Guardia Nacional le dijo que ellos allí «no existen para nadie, nadie sabe que ustedes están acá, el que se rebote, lo mato. Eso para mí fue una amenaza», contó.

Otros indicaron que fueron robados tras cruzar el Puente Internacional Simón Bolívar. Los funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) nos quitaron zapatos, medicamentos, útiles personales, dinero.

Durante la cuarentena y el regreso de estos venezolanos, se contabilizaron tres niños muertos entre Arauca y Barquisimeto por deshidratación, pero los investigadores se interrogan: «¿Cuántos casos habrá sin reportar?».

Para los niños y adolescentes no existen privilegios. Fueron sometidos a caminar por kilómetros y a la mala alimentación; al hacinamiento y a la poca atención sanitaria. Además fueron testigos de la violencia ejercida por los grupos irregulares contra el resto de la población.

Finalmente, Carlos Trapani, Coordinador General de Cecodap, recordó que la migración es un derecho y agregó que «la obligación del Estado es proteger a sus ciudadanos».

Tal Cual

- Advertisment -