miércoles 23 septiembre, 2020
Inicio Nacional Filtran autopsia de Acosta Arévalo: Murió por “politraumatismo generalizado”

Filtran autopsia de Acosta Arévalo: Murió por “politraumatismo generalizado”

1.059 views

El capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, detenido por el Gobierno venezolano acusado de conspiración, murió a causa de un «edema cerebral severo debido a insuficiencia respiratoria aguda», causado posiblemente por un «politraumatismo generalizado».

Así se refleja en los adelantos del informe de los médicos forenses que fueron difundidos este miércoles por el periodista Eligio Rojas y que presuntamente confirman las torturas sufridas por el militar acusado de golpista por Miraflores.

«Documento: la necropsia de ley practicada al cadáver del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, determinó como causa de muerte ‘edema cerebral severo debido a insuficiencia respiratoria aguda, debido a rabdomiolisis por politraumatismo generalizado'», expresó Rojas en su cuenta de Twitter.

El periodista acompañó el mensaje con una imagen del documento, donde se pueden leer las causas que habrían provocado el fallecimiento del militar, acusado por el gobierno de planear un presunto golpe de Estado contra el presidente Nicolás Maduro el 23 y 24 de junio.

«La rabdomiolisis tiene entre sus causas el aplastamiento, la tortura, traumatismos y electroestimulación. Ya es oficial: el capitán fue brutalmente torturado hasta ocasionarle la muerte», denunció, por su parte, Rocío San Miguel, presidente de la ONG Control Ciudadano para la Fuerza Armada.

Acosta Arévalo fue detenido el pasado 21 de junio por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), sin que se indicaran entonces de inmediato los motivos de su aprehensión.

El Gobierno de Maduro denunció la semana pasada que había desactivado un golpe de Estado que se produciría entre el 23 y el 24, y que incluía el asesinato de los principales líderes del chavismo.

Un día después, el fiscal general informó que Acosta Arévalo formaba parte del plan, y que estaba siendo investigado junto a otros 13 civiles y militares.

Fracturadas 16 costillas, el tabique nasal, hematomas y latigazos

«16 arcos costales fracturados -8 de cada lado, las 3 primeras y la última en buen estado- de ambos lados; fractura de tabique nasal, excoriaciones en hombros, codos, rodillas, hematomas en el muslo cara interna en ambas extremidades”, tenía el cuerpo del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo, reveló la autopsia.

Así lo dio a conocer en su cuenta de Twitter el fiscal y director de Actuación Procesal del Ministerio Público (MP) en el exilio Zair Mundaray acerca de los los hallazgos médico-legales sobre el caso del militar asesinado la madrugada del sábado mientras estaba bajo custodia de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

Agregó que lesiones similares a los latigazos también se encontraron en la espalda, un pie fracturado, y múltiples excoriaciones y signos de pequeñas quemaduras los ambos pies, presuntamente por electrocucion.

Aseguró que, por más que intenten ocultarlo, fue un crimen y no podrán parar la verdad acerca de las torturas.

- Advertisment -