Bote de agua en Santa Elena genera daños a vehículos

488
La movilidad se hace lenta por el bote de agua
La movilidad se hace lenta por el bote de agua

Usuarios de la carretera Rubio-San Cristóbal y vecinos del sector denunciaron que en el “paso malo” de Santa Elena se observa a diario un bote de agua que genera un lodazal, donde los vehículos en muchas ocasiones se quedan atascados.

De acuerdo con lo expuesto por los afectados, en diciembre del año que recién culminó, realizaron arreglos a la vía; con una máquina se amplió y aplanó este paso, generándose una mejor circulación para los carros, que anteriormente apenas podían transitar por allí y, además, debían hacer largas colas en ambos sentidos.

Señalaron que recientemente apareció una zanja a un lado de esta parte de la carretera, con una manguera abierta que derrama agua continuamente y al mezclarse con la tierra se convierte en lodo, en perjuicio de quienes deben transitar por allí, pues además de originar daños, hace que los vehículos se resbalen o atasquen cuando intentan cruzar, tanto hacia San Cristóbal o viceversa.

Su preocupación se manifiesta debido a que existen personas inescrupulosas que se dan a la tarea de cometer estas acciones, que perjudican a cientos de usuarios, tanto de carros particulares como de transporte público, más cuando esta es una carretera muy importante de la zona fronteriza, que conecta a varios municipios del estado Táchira.

“Realmente es preocupante que sucedan estas irregularidades a escasos metros de los puntos de control ubicados en El Mirador. Desconocemos a quién beneficia, así como las causas por las que abrieron esta zanja y a quién pertenece la manguera de color amarillo que permanece abierta, por lo que solicitamos a las autoridades competentes que abran una averiguación al respecto”, expresaron.

Es importante destacar que a finales del año pasado se hicieron mejoras en esta vía, que aliviaron en parte el suplicio de las personas que deben recorrerla para acudir a sus trabajos, a estudiar o a diligencias.

Por lo tanto, queda de parte de los organismos competentes atender la denuncia de los usuarios, quienes se encuentran preocupados por esta extraña situación.
(Norma Pérez)