lunes 5 diciembre, 2022
InicioRegionalDescuidados alrededores del mercado de Santa Teresa

Descuidados alrededores del mercado de Santa Teresa

188 views

Bleima Márquez

@bleimamr

La parte posterior del mercado de Santa Teresa luce sucia y descuidada. La basura se ha apoderado del lugar, que en algún momento fue habilitado para oficinas de la alcaldía de San Cristóbal.  También se encuentra una construcción abandonada que, según trabajadores de la municipalidad, era parte de un proyecto para un liceo

Ernesto Alfonso Méndez, obrero de la alcaldía de San Cristóbal, recuerda que durante la gestión de Mónica García Tezzi, el mercado de Santa Teresa fue dividido en dos partes: Una para los puestos de venta, y la otra para instalar oficinas de la municipalidad, aunque no sabe con certeza cuáles dependencias eran las que funcionaban.

“Todo iba bien, pero de repente abandonaron todo. Robaron todito, se han metido y llevado repuestos de los carros, y hasta los baños”, dijo un obrero que presta servicio en el referido lugar, quien además aseguró que ha denunciado lo que sucede a la administración del mercado y otras instancias, pero en la alcaldía han hecho caso omiso.

Construcción abandonada

Justo al frente del mercado de Santa Teresa hay una construcción sin culminar, cuya estructura es como un esqueleto, porque solo tiene las bases y las placas de los niveles que tendría el edificio; aparentemente está abandonado. De acuerdo con el trabajador del mercado, la obra fue levantada durante la gestión del exalcalde William Méndez, para un liceo, pero no fue culminada y los siguientes mandatarios municipales tampoco la continuaron.

“Esa estructura es de la alcaldía. El ingeniero William iba a hacer allí un liceo. Hubiese sido el primer liceo municipal de San Cristóbal, pero lo abandonaron. Todo eso está abandonado”, lamentó el trabajador, porque a su juicio era un proyecto positivo para la educación en San Cristóbal, pero quedó en el olvido.

Al ingresar a la parte interna de la construcción, se ve material reciclaje organizado, ropa tendida en cuerdas, y hasta un viejo colchón. A pesar de tratarse de una obra abandonada, ese espacio está limpio y cuidado. Al preguntarle a Ernesto Méndez sobre los objetos que allí se encuentran, dijo que un señor, de nombre Luis, habita el lugar desde hace aproximadamente 12 años y es gracias a ese humilde hombre que se mantiene aseado ese espacio. “Aquí vive un señor y si él no estuviera, esto estaría lleno de mugre, basura y hasta heces. Este caballero es el que cuida el edificio desde que lo montaron”, afirmó Méndez y acotó que ese señor vive de la basura: la recoge, selecciona, la limpia y la vende.

Al otro extremo del interior de la edificación, un grupo personas preparaba alimentos y aunque no dieron detalles de su actividad, Méndez comentó que son quienes venden verduras a un costado del mercado de Santa Teresa y criticó el comportamiento que mantienen, porque –según el obrero de la alcaldía- dejan la basura. “El mercado no obtiene ningún beneficio de esa gente. Ellos vienen, hacen plata, se van y botan la basura aquí”, expresó.

“Parece un relleno sanitario”

Además del lamentable estado en que se encuentra la parte externa del mercado, habilitada -según explicó Méndez- hace varios años para el funcionamiento de oficinas de la alcaldía,la basura acumulada hace del lugar un sitio tenebroso y hasta peligroso.

“Desde aquí se veía hacia Cordero, pero las montañas de desechos y escombros que han lanzado taparon la vista. Esto es enorme; había una planicie grandísima y ahora miren la altura que tiene. Esto no era así.  Antes podía meter el carro y ahora no hay por dónde”, sostuvo, y añadió que la gente tira de todo y ahora el monte ha crecido, de tal manera que hasta parece una pared.

El obrero expresó su malestar al ver cómo las adyacencias del mercado se convirtieron en una especie de relleno sanitario. Asegura que ve con tristeza cómo lanzan, sin remordimiento, todo tipo de desechos. “Yo tenía avisos para que la gente no tirara basura. Me he puesto a pelear hasta con los de la alcaldía, que han venido con camiones y han lanzado hasta escombros”, sostuvo Méndez y añadió que hace poco tiempo llevaron una máquina, pero para cargar la chatarra.

Otro factor que ha incrementado la contaminación y el aspecto sucio y descuidado en la parte posterior del mercado es la presencia de los “carretilleros” que andan por Santa Teresa trasladando los desechos.  “Ellos les cobran a las personas para recogerles la basura, pero luego vienen y la botan aquí”, insistió.

Por su parte, Miriam Rodríguez, coordinadora del mercado Santa Teresa, hizo un llamado a la comunidad en general para que tome conciencia y deje de lanzar la basura en las cercanías de esas instalaciones.  “De nada sirve que los entes del municipio limpien, si la gente va a continuar tirando la basura aquí”, destacó la coordinadora.

El mercado requiere mantenimiento

El mercado de Santa Teresa abre todos los días. Según explicó Méndez, en ese lugar funciona un gimnasio, y también hay señores que reparan televisores, cocinas eléctricas y aparatos de ese tipo; igualmente, un puesto de salchichas y embutidos, entre otros locales que se activan los fines de semana para la venta de hortalizas, frutas y verduras.

De acuerdo con el trabajador, la instalación donde funciona el mercado requiere mantenimiento.

“Dentro del mercado, por ejemplo, en la parte de arriba, las canales están rotas. Cuando llueve se llena de agua. Los baños también son un problema, y pare de contar”, apuntó y agregó que el camión de la basura pasa y recolecta los desechos del mercado, pero algunos vendedores de verdura externos lanzan los desechos hacia la parte de atrás.

Otra situación que preocupa a Méndez es el incumplimiento de las medidas de bioseguridad por parte de algunas personas que no han tomado conciencia de la gravedad de la pandemia por covid-19.

Hay puestos disponibles

Rodríguez informó que están haciendo un esfuerzo para impulsar el mercado de Santa Teresa, pero para eso es necesaria la colaboración de los residentes de la zona, en cuanto a no arrojar ningún tipo de desechos. Asimismo, apuntó que hay puestos disponibles para poner en marcha el mercado junto a personas emprendedoras. “Pueden venir y mirar los puestos, para habilitar el mercado de este sector de la parroquia San Juan Bautista”, indicó finalmente.

- Advertisment -
Encartado Publicitario