sábado 11 julio, 2020
Inicio Regional UPEL: universidades no están habilitadas para atención de personas

UPEL: universidades no están habilitadas para atención de personas

1.812 views

Norma Pérez


Las universidades no están diseñadas para atender a personas con alguna posibilidad de contagio, ni tampoco habilitadas para pernoctar, manifestó el Rector de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador,  Raúl López Sayago, con respecto al uso que desde ayer se le da a las instalaciones de la sede de la Upel en la ciudad de Rubio, cuando alojaron a quienes retornan por la frontera desde diferentes países.

“ Entendemos la crisis por la que atraviesa el país, aunada a la pandemia por el coronavirus, y como defensores a ultranza de los derechos humanos, no estamos en contra que sean atendidos connacionales nuestros que están de regreso; pero los atendemos en la medida de las posibilidades nuestras, lo que nos permita la infraestructura física y nuestras funciones como universidad pedagógica, pero no podemos hacer cosas que son estricta responsabilidad del gobierno como atención hospitalaria, dormitorios y comedores. Eso no lo podemos proveer”, señaló.

Explicó el doctor López Sayago, que fue informado por la Directora Decana de la Upel-Rubio, María Trinidad García, de la solicitud de las instalaciones por parte del alcalde del municipio Junín, Ángel Márquez y la diputada Nellyver Lugo; y que entendiendo la situación, se suscribieron unas pautas para permitir que las personas se quedaran un tiempo prudencial en las instalaciones del Instituto Pedagógico Rural “Gervasio Rubio”, aún cuando considera que deberían estar en sus casas o en hospitales.

Se accedió a atenderlos bajo ciertas condiciones que quedaron establecidas en un acta: Pocas personas, delimitación de área, resguardo de los bienes nacionales de la institución y atención por parte del gobierno, mientras dure la estancia en la universidad.

“En horas de la noche me informan que lo que se suscribió en el acta no fue cumplido por la alcaldía ni por los personeros del gobierno que estuvieron presentes en el Pedagógico de Rubio; y eso lo que va a generar es que va a ser peor el remedio que la enfermedad, porque las personas se van a sentir mal, pero también van a afectar las instalaciones”, agregó.

A esto se suma que desde hace mucho tiempo la universidad no recibe recursos para reparaciones y desarrollo de su infraestructura física: “El mantenimiento lo hacemos nosotros con las uñas y tratamos de mantenerlo en el mejor estado posible para seguir brindando esa función educativa al país”.

Su  preocupación radica en que no se está cumpliendo con lo acordado, sobre todo en el número de personas, que se dijo que eran pocos y en realidad son alrededor de 700, los cuales no caben en unas instalaciones diseñadas para dar clases, no para alojamiento.

“No es nuestra culpa el abandono total de las instalaciones médico hospitalarias del país, y que durante tantos años no se ha caminado de la mano con el crecimiento demográfico y de infraestructura. No hay dotación acorde al avance y progreso de la medicina. Entonces, no pueden pretender que el Instituto se convierta en un albergue. Allí no hay donde bañarse, ni donde hacer las necesidades básicas fundamentales de todo ser humano”, explicó.

Para concluir hizo un llamado al gobierno regional y nacional para que asuman la responsabilidad que les corresponde.

Condiciones infrahumanas

La Directora Decana del Instituto Pedagógico Rural “Gervasio Rubio”, María Trinidad García, dio a conocer  que como universidad atendieron la solicitud que vía telefónica le hicieron el alcalde de Junín y la diputada Lugo sobre el préstamo de las instalaciones para albergar a los venezolanos que  regresan del exterior.

“Nosotros como universidad formadora de maestros, en nuestro carácter humanista, ético, de formación de valores en esta sociedad, no nos podemos negar a dar atención a nuestros hermanos, pero queremos dejar claro ante la opinión pública y la comunidad del municipio Junín, que no tenemos la condición de infraestructura para esta clase de contingencia”.

Añadió que en la sede existen muchas carencias, como poca iluminación, no se cuenta con ningún tipo de ducha y debido a un problema con la tubería no hay servicio de agua.

Destacó que trataron de habilitar algunos espacios, pero que son condiciones infrahumanas de quienes están allí, y no se cumplirían los protocolos de la Organización Mundial de la Salud en este tiempo de distanciamiento social.

Expresó que inicialmente se acordó con el alcalde que se iba a delimitar el perímetro para resguardar el patrimonio institucional, con la colaboración de los organismos de seguridad del estado, mientras que la vigilancia privada se iba a encargar de los demás espacios que no fueron cedidos, como el edificio administrativo, laboratorio, comedor, docencia y postgrado, pero que este acuerdo fue incumplido, ya que fue informada que en horas de la mañana de este jueves, intentaron violentar las puertas de algunas oficinas y dañaron la motobomba del comedor.

La doctora García resaltó que en la universidad han luchado por mantener los espacios, la infraestructura y los muebles, ya que no les han enviado el presupuesto que les corresponde por ley para un corrector y eficiente funcionamiento. “Todo lo que tenemos lo hemos conseguido a través de ingresos propios que se generan por medio de investigación y postgrado, así como por algunas actividades de extensión y por Secretaría, pero si hay algún deterioro no tenemos cómo reponer ni mantener las instalaciones, que nos ha costado a todos, autoridades, docentes, estudiantes y personal de servicio”.

Señaló que a pesar de la crisis siempre han mantenido las puertas abiertas para atender a quienes deseen estudiar o trabajar allí, y quiera hacer vida académica en el pedagógico.

A manera de cierre reiteró que a pesar que tienen el principio de pertinencia social, la universidad no fue creada para este fin, y que hay un engaño para las personas al decirles que se les van a brindar comodidades y van a tener todas las condiciones para cumplir la cuarentena. El acuerdo de alojamiento es por quince días, pero si llega otro grupo después de ese lapso, también se ubicará en el Pedagógico.

- Advertisment -