miércoles 5 agosto, 2020
Inicio Reportajes y Especiales “En la radio, uno no debe sabérselas todas”

“En la radio, uno no debe sabérselas todas”

no views

Para Guillo Villamizar, el presente de la cobertura deportiva radial en Táchira podría ser mejor. Sin embargo, los años de experiencia en los locutores debe mejorar la calidad de las transmisiones regionales

 

Leoner Hernández

Hablar en la radio no hace al locutor. El Táchira es tierra de grandes locutores que han dejado su huella en los micrófonos de la región. También en los deportes, desde donde más de un momento importante se convierte en hito narrado por personas reconocibles. Una de esas voces es la de Guillermo Villamizar, periodista y conocedor como pocos de las ediciones de la Vuelta al Táchira.

Hoy, en el Día de la Radio en Venezuela, Villamizar recuerda sus inicios en las cabinas cuando el también periodista Delio Amado León lo reclutó en 1968 para Radio Rumbos de Caracas. En aquel entonces, Villamizar acababa de estudiar Química en la Universidad Central de Venezuela (UCV) y era cronometrista de la Vuelta al Táchira, su estado natal.

Mediáticamente, llamarlo Guillermo suena raro. Sus amigos y seguidores de la radio le conocen como “Guillo”, un apodo que emergió casi desde el principio de su carrera. “En Rumbos, Delio me preguntó que cómo hacía para darme el pase cuando yo cubriera la Vuelta al Táchira. ¿‘Ahora vamos con Guillermo Villamizar’? No cuadraba. Lo intentó con mi segundo nombre: ¿’Vamos con con Antonio Villamizar’? Tampoco sonaba bien. Entonces lo intentó: ‘Le damos el pase al Guillo Villamizar’. Y así quedé”, recuerda.

Con Radio Rumbos estuvo en la cobertura de los mundiales de fútbol de México 1970 y Argentina 1978. Ese mismo año, también cubrió los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Colombia, competencia que repitió en la edición de Cuba, en 1982, y de Puerto Rico en el 86. Los mundiales de ciclismo en ruta de Montreal (1974), Bélgica (1976), Venezuela (1977) y Colombia (1995), así como el Giro de Italia (1978), el Tour de Francia (1971) y dos Juegos Olímpicos (Múnich y Moscú), complementan parte del currículum.

“El ciclismo es el culpable de todo. Tengo 79 años bien cumplidos y aquí estamos en la brega luego de 53 años de carrera”, dice con orgullo Villamizar. Y no es para menos: esas cinco décadas están repartidas no solo en Radio Rumbos, sino también en Ecos del Torbes, Radio Junín, Radio San Sebastián, Éxtasis, Contacto y Tamá Stereo. Todas, emisoras radiales de gran alcance en la región.

Guillo Villamizar durante la etapa reina de La Grita en su cobertura de la Vuelta al Táchira del año 2019 | Foto cortesía lagrita7diario

Cuando empezó como cronometrista de la Vuelta, muchos no conocían el nombre de Villamizar. Uno de ellos era el exciclista y comentarista argentino, Julio Arrastía Bricca. En una etapa de la carrera que llegó a Barinas, Arrastía Brecca entrevistó a Guillo para preguntarle por su pronóstico. Ese día Villamizar acertó. En la etapa siguiente, de Mérida a Coloncito, el comentarista argentino le vuelve a hacer la pregunta y Villamizar respondió: gana Guillermo Cárdenas. Apostaron una cena y Villamizar volvió a ganar. “’Ché, vos sos brujo’, me dijo”.

Una de las cosas que, reconoce Villamizar, le falta en la actualidad a la radio tachirense, es darles espacio a aquellos deportistas que fueron destacados en su disciplina. No solo es hablar con ellos, sino también dar a conocer el recorrido de dichas personalidades. Ese es un defecto que en su caso trató de corregir durante su carrera. ”Alguna vez me topé con Johan Santana en Tovar y después de la entrevista le dije en broma que cuando yo conversaba con deportistas a principio de año, esos deportistas tenían un año bueno. Pues ese año Santana ganó el premio Cy Young”, recuerda con risas Villamizar.

En la edición de las Ferias de San Sebastián, Villamizar fue reconocido por su trayectoria en la radio tachirense. Y no es el único galardón de su vitrina: en 2007 la Universidad Experimental del Táchira (UNET) lo reconoció por sus aportes en el periodismo. También fue dos veces ganador del Premio al Mejor Comentarista Deportivo otorgado por el Instituto Nacional de Deportes (1995 y 1996).

Igualmente, Villamizar se adjudicó el Premio Estadal de Periodismo Deportivo de la Lotería del Táchira, en 1997, año en el que también ganó el Premio Nacional al Mejor Comentarista de Ciclismo, otorgado por la Federación Venezolana de Ciclismo, y ha recibido reconocimientos en nueve estados del país.

“En la radio, uno no debe sabérselas todas. Uno quiere sacar una información para compartirla con los oyentes. Hay que ser profesional, yo jamás me he puesto una camiseta deportiva para trabajar”, finaliza.

- Advertisment -