sábado 4 diciembre, 2021
InicioSaludLo que debe saber sobre el hongo negro detectado en paciente con...

Lo que debe saber sobre el hongo negro detectado en paciente con COVID-19 en Mérida

150 views

El «hongo negro» es una infección oportunista que suele aparecer en personas con diabetes, con sistemas inmunes deprimidos o con largas estancias hospitalarias

El hongo está en el medio ambiente, pero no se contagia de persona a persona. En India, se ha presentado comúnmente en pacientes con diabetes y tras la infección por COVID-19


El gobernador de Mérida, Ramón Guevara, confirmó lo que sería el primer caso de hongo negro en Venezuela. 

En declaraciones concedidas a Unión Radio, reveló que se trata de una mujer mayor a 50 años del municipio Campo Elías de esa entidad.

Reveló que la afectada está en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de Los Andes.

Infección grave, pero rara

La veloz propagación del coronavirus en India también precipitó el aumento de casos de infección por hongo negro.

Hasta finales de julio de 2021, ese país reportaba 45.374 casos de esta infección y unas 4.332 muertes relacionadas, según cifras del Ministerio de Salud.

Cabe comentar que incluso antes de la pandemia, India había informado de una prevalencia de hongo negro de 0,14 casos por 1.000 habitantes, superior al 1,7 por millón de habitantes en países de ingresos elevados.

Estas tasas se asociaban con la incidencia de diabetes mellitus en el país, condición para la que no hay dentro de ese país un control adecuado.

Otras naciones que han registrado casos son Brasil, Chile, Estados Unidos, Honduras, México, Paraguay, Uruguay, Bolivia, Argentina, Italia y Reino Unido, por mencionar solo algunas.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) explican que la mucormicosis (anteriormente llamada cigomicosis) es una infección «grave, pero rara» causada por un grupo de mohos llamados mucormicetos.

Precisan que estos mohos viven en todo el medio ambiente, pero que la mucormicosis afecta principalmente a personas que tienen problemas de salud o que toman medicamentos que reducen la capacidad del cuerpo para combatir los gérmenes y las enfermedades, como los esteroides utilizados para casos moderados  a severos de COVID-19.

La infección por hongo negro afecta con mayor frecuencia los senos nasales o los pulmones después de inhalar esporas de hongos del aire.

También, según detallan, puede ocurrir en la piel después de un corte, quemadura u otro tipo de lesión cutánea.

Se han descrito, al menos, cinco tipos de mucormicosis (rinocerebral, pulmonar, gastrointestinal, cutánea y diseminada, esta última cuando la infección se propaga por el torrente sanguíneo).

Más común en personas en personas inmunodeprimidas

Las personas más propensas a contraer la infección, según los CDC, son las personas con diabetes, cáncer, trasplante de órgano, bajo número de globos blancos, uso prolongado de  corticosteroides, mucho hierro en el cuerpo o con lesiones cutáneas por cirugía, quemaduras o heridas.

¿Por qué se presenta en pacientes que han sufrido COVID-19?

pasado mes de junio, la Organización Panamericana de la Salud emitió un alerta por la mucormicosis asociada al COVID-19.

En el boletín descriptivo y de recomendaciones explicaban que la manifestación clínica más frecuente en estos casos era la mucormicosis rinoorbital, seguida de la mucormicosis rinoorbito-cerebral, las cuales se presentan como infecciones secundarias y ocurren luego de la infección por SARS CoV-21.

Por su parte, la médico argentina Mariana Lestelle, compartió en su cuenta en Twitter un hilo para despejar las dudas sobre esta condición, en vista de que en ese país se han detectado 18 casos.

Explicó que los pacientes con COVID-19 suelen recibir corticoides, que son inmunosupresores, para frenar la respuesta inflamatoria sistémica que el coronavirus causa.

El uso de estos medicamentos propicia la aparición de las llamadas «infecciones oportunistas» causadas por hongos si no se usan medicaciones para prevenirlas.

Entretanto, el infectólogo paraguayo Tomás Mateo Balmelli, declaró a una televisora local que estos hongos suelen aparecer en pacientes críticos con larga estancia hospitalaria, como suele pasar en personas con COVID-19 severo.

Por otra parte, una revisión sistemática de casos de hongo negro en la India y en todo el mundo alojada en la Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU, el pasado mes de mayo, determinó que la diabetes mellitus (DM) preexistente estuvo presente en el 80% de los casos revisados.

También, la cetoacidosis diabética (CAD) concomitante estuvo presente en el 14,9%, mientras que la ingesta de  corticosteroides para el tratamiento de COVID-19 se registró en el 76,3% de los casos.

La mucormicosis en pacientes con COVID-19 activo o ya recuperados más común fue la que afecta a la nariz y los senos nasales (88,9%).  La mortalidad en este grupo se presentó en 30,7% de los casos.

Otra reciente investigación del Hospital Sterling de India indica que la diabetes que aparecía en medio de un cuadro de COVID-19  era el principal factor de riesgo para infectarse con el hongo negro.

Además, se conoció que en esa nación hay actualmente unos 10 pacientes con diabetes no controladas que se reinfectaron con el hongo negro y están hospitalizados.

Síntomas según la zona del cuerpo en la que esté presente

Estos se pueden manifestar según la parte del cuerpo en la que esté creciendo el hongo.

Si la murcomicosis es rinocerebral, los síntomas serán inflamación de un lado de la cara, dolor de cabeza, congestión nasal, lesiones negras sobre la parte externa de la nariz o superior interna de la boca y fiebre.

En el caso de la pulmonar, se manifiesta con fiebre, dolor de pecho, tos y dificultad respiratoria.

Cuando la mucormicosis es cutánea (en la piel) podría aparecer ampollas y úlceras, y el área infectada se vuelve negra. Otros síntomas que se presentan son dolor, enrojecimiento excesivo o inflamación.

Por su parte, si es gastrointestinal, la persona presentará naúseas y vómitos, dolor abdominal y hemorragia; mientras que, en el caso de la diseminada, se puede desarrollar cambios de estado mental o coma.

¿Se contagia de persona a persona?

La mucormicosis no se puede transmitir entre personas o entre personas y animales según los CDC.

Una persona se puede contagiar al respirar las esporas de hongos en el aire. En el caso de la piel, puede ocurrir porque el hongo la atraviesa a través de una cortada,  quemadura u otro tipo de lesión cutánea.

La OPS también describe que se puede adquirir por la ingesta de alimentos contaminados; ya que «colonizan rápidamente los alimentos ricos en carbohidratos simple».

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico puede ser por imágenes (resonancia magnética de los senos paranasales, con estudio de contraste cerebral, para mucormicosis rino-orbito-cerebral  o tomografía computarizada simple de tórax para mucormicosis pulmonar) o también  histopatológico (biopsia de los tejidos afectados).

¿Cómo se trata?

El tratamiento requiere desbridamiento quirúrgico (remoción del tejido muerto o dañado), tratamiento antifúngico (que evita el desarrollo de hongos, los destruye o evita su crecimiento) y, en lo posible, estabilizar los factores de riesgo que la causaron.

¿Es una infección mortal? ¿Qué complicaciones trae?

, no todos conocen los protocolos y minimizan las infecciones oportunistas», llamó la atención.

En ese sentido, pidió a la comunidad médica recordar que cuando un paciente es inmunosuprimido con un medicamento, está en riesgo de sufrir una infección por hongos.

«Puede ser un hongo negro o uno blanco como la cándida, siempre hay que pensarlo y prevenirlo«, sostuvo.
- Advertisment -