Atacaron en cárcel de Santa Ana a policías detenidos por lesiones causadas a Rufo y otras tres personas

lunes 27 enero 2020

Imagen de referencia

12.697 vistas

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

El director de la Brigada de Orden Público de PoliTáchira, Javier Useche Blanco (43), y el supervisor jefe auxiliar de Servicios Generales, Henry José Ramírez Hernández (44), apresados por su presunta responsabilidad en las heridas ocasionadas a Rufo Chacón y otras tres personas durante una protesta por gas el pasado primero de julio, en la autopista, a la altura de Táriba, fueron atacados a golpes y con arma blanca, según lo expresaron sus familiares


Armando Hernández

Tras la agresión de que fueron víctimas los dos funcionarios de la policía del estado Táchira, detenidos en el Centro Penitenciario del Occidente por el caso de lesiones graves causadas al adolescente Rufo Ch. y otras tres personas, durante una manifestación pública en demanda de gas ocurrida en la autopista de Táriba, sus familiares expresaron preocupación y tras, asegurar que temen por sus vidas, solicitan de las autoridades medidas destinadas a preservar y garantizar su seguridad personal.

Los funcionarios, que fueron pasados a juicio tras las acusaciones presentadas por el Ministerio Público, son el director de la Brigada de Orden Público, Javier Useche Blanco (43), y el supervisor jefe auxiliar de Servicios Generales, Henry José Ramírez Hernández (44), por su presunta responsabilidad en las heridas ocasionadas a un adolescente de 16 años (Rufo) y otro de 14 años, una mujer y un hombre, en suceso ocurrido en horas de la tarde del pasado primero de julio en la autopista San Cristóbal-La Fría, específicamente en Táriba, municipio Cárdenas.

Una comisión de la Policía Estadal acudió para disolver la manifestación que había sido organizada en exigencia de suministro de gas de uso doméstico y durante la misma

los funcionarios accionaron sus armas, tipo escopeta, cargadas con perdigones, lo que ocasionó varias heridas en el rostro a Rufo, de 16 años, además de lesiones a otro adolescente y dos adultos presentes, aseguraron representantes del Ministerio Público.

“Los lesionados fueron trasladados al Hospital Central de San Cristóbal, donde se determinó que el herido en el rostro sufrió evisceración traumática de ambos ojos, con pérdida total de la vista, mientras que el otro adolescente, de 14 años, sufrió una herida de 10 centímetros de longitud en el cuero cabelludo”, explica, para agregar que el adolescente de 14 años presentó un traumatismo craneal, y los adultos sufrieron lesiones menores.

El mismo día que ocurrieron los hechos, los responsables fueron identificados por familiares de las víctimas y testigos, por lo que fueron aprehendidos por efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) y puestos a la orden del Ministerio Público. Las fiscalías 76ª Nacional, 16ª y 20ª de Táchira acusaron a Ramírez Hernández, como cooperador inmediato del delito de homicidio intencional calificado en grado de frustración, en perjuicio del joven antes mencionado, trato cruel contra los muchachos acompañantes, de 16 y 14 años, así contra los dos adultos.

Por su parte, Useche Blanco fue acusado como autor del delito de homicidio intencional calificado en grado de frustración, en detrimento del adolescente de 16 años, trato cruel y uso indebido de arma orgánica. El Tribunal IV de Control de Táchira desestimó el tipo penal contra Ramírez Hernández, como cooperador inmediato del delito de homicidio intencional calificado en grado de frustración; y en el caso de Useche Blanco, admitió la acusación por homicidio intencional calificado en grado de frustración, pero sin precisar autoría, junto a los delitos de trato cruel y uso indebido de arma orgánica.

Tras ser privados de libertad, quedan recluidos en la sede de PoliTáchira, hasta mediados de la pasada semana, cuando por presión de los familiares, organismos y representantes de las víctimas, el Ministerio Público ordenó su traslado al Centro Penitenciario de Occidente, ubicado en Santa Ana. Tres fiscales se hicieron presentes en la sede policial, con boleta de traslado en mano, y de inmediato los policías son llevados hasta la cárcel de Santa Ana del Táchira, para ser recluidos, por razones de seguridad, en el área de procesados militares.

Sin embargo, según lo denunciado por familiares, las medidas de protección no fueron suficientes y tanto Javier Useche Blanco como Henry José Ramírez Hernández fueron atacados por desconocidos y les causaron lesiones, tanto con golpes como con arma blanca, expresaron, para indicar que a los funcionarios detenidos les están violando sus derechos humanos y, al mismo tiempo, exigen medidas de seguridad capaces de garantizar sus vidas.

En horas de la tarde del  sábado, los dos policías fueron trasladados, bajo medidas estrictas de seguridad y fuerte custodia por parte de efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana y personal de seguridad del centro penitenciario, hasta la sede del  Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses (Senamecf),  para ser valorados por médicos forenses y determinar el tipo y la gravedad de las lesiones que sufrieron durante el ataque ocurrido en el referido centro de reclusión penitenciario.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on pinterest
Pinterest
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on skype
Skype