“Criminalidad ha descendido más de 80 % en el Táchira”

525
El Secretario de Seguridad Ciudadana del estado Táchira Ramón Cabeza, dio a conocer el balance de seguridad en los últimos meses en rueda de prensa.

El comisionado de Seguridad Ciudadana, Ramón Cabeza, declaró que los índices de criminalidad en el estado Táchira “descendieron más de un 80 % en los últimos meses, a causa de las operaciones conjuntas que realizan los organismos militares y policiales de la región”.

Detalló el funcionario que en materia de lucha contra el secuestro: “Ya contabilizamos cincuenta y seis meses sin secuestros, lo cual es un claro indicativo que se está trabajando contra este flagelo que afecta a otros estados del país”.

Fue tácito en declarar igualmente: “Se ha logrado que descienda en más de un 70 % la accidentalidad en motocicletas, ello por la aplicación del decreto 511, que regula el tránsito de estos vehículos en los horarios nocturnos, lo que ha significado que no ocurran tantos hechos viales a causa del uso inapropiado de la motocicleta”.

En lo concerniente a la criminalidad, expresó, la policía científica desmanteló tres bandas delictivas que se dedicaban a la venta de estupefacientes, capturando a diez personas, así como la recuperación de ciento treinta y cuatro vehículos que fueron hurtados a los dueños. También reseñó Cabeza que la Policía Nacional Bolivariana “hizo la retención de 250 litros de combustibles en el sector de Valle Hondo y recuperó en el Cementerio de Colón, unos 250 adornos funerarios que habían sido robados de tumbas, desmantelando una banda que se dedicaba a la profanación del camposanto”.

Sobre la actuación de la Guardia Nacional Bolivariana en el último mes, Cabeza sostuvo que el organismo militar logró la retención de nueve armas de fuego y 61 cartuchos de municiones, desmantelar dos bandas delictivas, así como detener a veinte solicitados y enviar a la cárcel a cuarenta y dos personas por diversos delitos. En materia de retención de drogas, igualmente miembros de la GNB, lograron confiscar 157 kilos de diversas sustancias, así como la incautación de ciento tres mil litros de combustible y desmantelar sesenta y dos depósitos clandestinos para el trasegado y llenado de tanques que eran llevados con el carburante hacia Colombia.