Detuvieron a 25 personas e incautaron combustible en zona norte durante plan Centinela Soberanía 2018

9318
Entre los detenidos podría estar “El Administrador”, lugarteniente de un jefe paramilitar conocido como “El Ruso”, aseguró Freddy Bernal.

Al menos 140 mil litros de combustible retenidos y 25 personas aprehendidas  fue el resultado de la Operación Centinela Soberano que  se practicó el fin de semana en la zona norte del Táchira, específicamente en poblaciones puntuales como Caño Amarillo, en  La Palmita y Orope, municipio García de Hevia.

“Se  ha efectuado en un sector de Coloncito, estado Táchira, sólo a pocos kilómetros de la frontera con Colombia  una operación  dirigida por nuestra Fuerza Armada Bolivariana,  denominada Centinela Soberanía 2018.  La operación estuvo dirigida por el general José Noroño, jefe de la Zodi, con el general Larry Gil Rattis, jefe de la  GNB  y actuamos unos 236 efectivos entre el Ejército, la Guardia Nacional Bolivariana, el Cicpc y las Faes de la  PBN”, explicó Freddy Bernal, quien también participó en la operación.

Añadió que “esta es una zona  donde las bandas paramilitares extorsionan y  contrabandean con gasolina, productos estratégicos y otros   productos de primera necesidad, y tienen sometidos  a empresarios, comerciantes,  ganaderos de la zona,  ya que es un lugar  donde hay trochas que pasan la frontera colombo –venezolana, y ellos fácilmente  se desplazan desde Colombia a Venezuela”.

“Lamentablemente tenemos un gobierno hostil en Colombia que financia, ampara y  protege  estas bandas paramilitares. En ese orden  nos instalamos desde las 5 de la mañana, en tres sectores de la frontera con Colombia, denominados La Palmita, Orope, pero  especialmente tomamos la zona de  Caño Amarillo, y allí ubicamos unas 700 pimpinas de 20 litros, unos 46 tanques de mil litros, unos cuatros vehículos adaptados para el transporte de combustible   cada uno de 10 mil litros,  en sí logramos decomisar en  lo que se denomina  chuzos  o casas donde los contrabandistas albergan  la gasolina  para luego  trasladarla en las noches a Colombia. Allanamos diez de estos  centros de retención de gasolina y decomisamos unos 140 mil litros  de gasolina, y hay por averiguación, 25 personas detenidas”, expresó.

De estas personas detenidas –continuó- Bernal-  nueve están indocumentadas y estamos sometiéndolas  ahorita al registro documental  porque ente ellas,   se presume, está un individuo de alta peligrosidad denominado en la  zona como “El Administrador”, es el lugarteniente de un jefe paramilitar apodado “El Ruso” , que es uno de los jefes que  ejerce el contrabando de combustible hacia Colombia.

Dijo “aquí lo  importante es señalar que es un ejercicio de la soberanía  por parte del  Estado venezolano en función de desplazar estas bandas paramilitares hacia   Colombia, o  de capturarlos si fuera así el caso. Y nos hemos tomado la misión, por orden del presidente Nicolás Maduro de hacer del Táchira  un estado seguro donde  los comerciantes no  deban pagarle vacuna  a nadie,  donde  los empresarios no deban pagar vacuna y donde los campesinos y el pueblo   puedan trabajar con toda  tranquilidad”.

“Atacaron y  huyeron hacia  Colombia”

Para finalizar agregó que “es importante resaltar que lamentablemente, y lo repito,   tenemos un gobierno hostil en Colombia que incluso durante la operación la primera unidad  que actuó en la zona,  dentro de Caño Amarillo, efectuaron varios  disparos. Hubo una escaramuza, un intercambio de disparos con estas bandas  criminales. Fueron perseguidos en caliente, pero hay que decirlo, se desplazaron por trochas y pasaron hacia Colombia.  Nosotros no tenemos colaboración de parte ni  del Ejército ni de la Policía Nacional Colombiana sino que los perseguimos  en zona venezolana, pero al cruzar la frontera, pues lamentablemente ya quedan bajo el amparo del gobierno colombiano. Más allá de eso tenemos órdenes de una  acción contundente y permanentes de desplazare las bandas criminales de San Antonio,  de La Fría, y de esta zona, que se dedican al contrabando de combustible”.        

Miriam Bustos