Invadieron una residencia en Santa Ana y extorsionaron a dueña para devolverla

6401
Dos de las tres mujeres, inicialmente aprehendidas por el Gaes, fueron privadas de libertad; la tercera fue desvinculada del hecho. 

Una banda de extorsionadoras, identificadas como “Las Comuneras”, fue desmantelada por el Gaes 21-Táchira, adscrito al Conas, en el municipio Córdoba, al capturar  a tres mujeres que, tras invadir una residencia, le exigían a su propietaria un millonario pago en pesos colombianos, para desalojarla y devolvérsela.

La detención de las tres mujeres la practicaron el viernes, poco antes del mediodía, en la vereda 2 de la urbanización La Quebradita, luego de que la víctima no solo denunciara ante el Gaes que, aprovechándose que había tenido que ausentarse del país temporalmente, unas  mujeres, con sus respectivas familias, invadieron su casa y se negaban a irse, sino que ahora le estaban exigiendo 5 millones de pesos colombianos para devolvérsela.

Incluso habría dicho que “(…) sujetos desconocidos, portando armas blancas y bajo amenazas de muerte,  la desalojaron del inmueble de su propiedad (…)”, cuando acudió en busca de restablecer su derecho.

Los militares iniciaron en el acto la investigación, por cuanto en el hecho estaba implícito el delito de extorsión; por ello, activaron un dispositivo de seguridad en las adyacencias de la vivienda, determinando que efectivamente las implicadas se encontraban dentro del inmueble y que solo salieron cuando la víctima llegó para entregarles lo que se suponía era el dinero que le estaban exigiendo.

Una vez recibieron el sobre, se hicieron presentes los funcionarios del Conas, que una vez  se identificaron como autoridad, mediante negociación verbal, las conminaron a entregarse sin oponer resistencia, como efectivamente ocurrió.

A ellas las identificaron como: Mayra  R., de  42 años; Yelitza P., de 44 años y Rosa F., de 61 años, señaladas de incurrir en un delito contra la propiedad y contra las personas (invasión y extorsión), quedando a disposición de la Fiscalía de Flagrancia; sin embargo, unas vez fueron presentadas ante un tribunal se decretó medida privativa de libertad solo para las dos primeras mencionadas.  (MB)