Mataron en Villa del Rosario a venezolano que viajaba en taxi

7100
En un Corolla y en moto se desplazaban los asesinos, que alcanzaron el taxi y dispararon contra el venezolano.

Un venezolano, que junto con su pareja viajaba como pasajero en un taxi, fue asesinado a balazos, en Villa del Rosario, Colombia, mientras que su acompañante resultó ilesa y el taxista fue herido, el pasado sábado, antes del mediodía.

Identificaron a la víctima fallecida como Williams Antonio Balan, quien tomó el taxi que conducía Alejandro Miranda Murillo para dirigirse al puente internacional Simón Bolívar, que limita con el municipio Bolívar,  junto a su pareja.

De acuerdo a nota de prensa del diario La Opinión, la Policía colombiana capturó a uno de los presuntos  responsables del crimen, otro venezolano, al que identificaron como Renny José González Rojas, quien se encuentra ya en proceso de judicialización.

Según La Opinión, fue a las 11 de la mañana del sábado que Balan  fue atacado,  cuando  se movilizaba por el sector del Templo Histórico.

Los asesinos se movilizaban en un Toyota Corolla y en una moto, siguieron y alcanzaron el taxi, para seguidamente disparar contra el vehículo, por el lado en el que iba el venezolano. Tras el suceso, la Policía  reaccionó y capturó a uno de los implicados en el hecho.

Presumen que era venezolano hombre asesinado en una trocha

Por otra parte, también podría ser venezolano el hombre cuyo cadáver, en avanzado estado  de descomposición, fue localizado el viernes al mediodía en una trocha fronteriza, entre San Antonio  del Táchira  y Villa del Rosario.

La presunción se desprende de que la mayoría de venezolanos utilizan estos pasos ilegales para cruzar  de Venezuela a Colombia, sobre todo los llamados  “maleteros”.

De  hecho, fue un “maletero” el que hizo el hallazgo del cuerpo y dio aviso a las autoridades policiales del vecino país.

Uniformados de la Policía Metropolitana de Cúcuta, que se trasladaron al sitio, confirmaron la información; el cadáver yacía en la parte posterior de una finca y se hallaba sin documentos de identidad.

Estimaron, por el avanzado estado de descomposición del cuerpo, que la data de muerte era de al menos una semana.

La escena del hecho fue acordonada para que miembros de la Brigada Interinstitucional contra Homicidios (Brinho) practicaran la inspección del sitio, el levantamiento  y el traslado del cadáver al Instituto de Medicina Legal, donde se espera que sea plenamente identificado.

Al parecer, de acuerdo con una reseña de diario La Opinión, la víctima murió de un balazo en la cabeza. Dijeron que vestía un pantalón negro y una franela azul, con un emblema alusivo a una empresa de lácteos.

“Estamos adelantando las indagaciones para saber qué pasó; por ahora tenemos poca información”, explicó al diario neogranadino una fuente judicial cercana al caso. (MB)