Mientras veía el partido abatieron al segundo cabecilla del Clan del Golfo

5720
Este jueves fue dado de baja Roberto Vargas Gutiérrez, alias “Gavilán”, segundo cabecilla del Clan del Golfo.
Este jueves fue dado de baja Roberto Vargas Gutiérrez, alias “Gavilán”, segundo cabecilla del Clan del Golfo.

Este jueves por la noche, las autoridades colombianas abatieron a Roberto Vargas Gutiérrez, alias “Gavilán”, segundo al mando del Clan del Golfo, en medio de enfrentamientos entre miembros de la fuerza pública y de la estructura criminal, en el municipio de Riosucio, Chocó.

Miembros de la fuerza pública que articulan el desarrollo de la operación Agamenón II, informaron que Vargas Gutiérrez fue abatido después de que una persona lo delatara, tras manifestar que estaba viendo el partido de Colombia vs Venezuela en el sector de Puerto Plata, zona rural del municipio de Turbo, Antioquia.

Según información del Ministerio de Defensa, a esa hora, 6:15 p.m. efectivos de la Policía Nacional y del Ejército Nacional, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, efectuaron una operación de asalto en el sector antes mencionado para neutralizar al segundo cabecilla del Clan del Golfo.

Los comandos, que se trasladaron en helicópteros, tenían información previa que afirmaba la estadía de alias “Gavilán” en ese sector; tras ver el partido de fútbol de la Selección Colombia contra Venezuela, el hombre se desplazaría en una lancha por la ciénaga de Tumaradó hacia una cabaña, donde se quedaría para seguir cumpliendo sus funciones como delincuente.

Pero efectivamente, tal como lo habían revelado los informantes, a quienes se les pagará la recompensa de hasta 500 millones de pesos, el capo arribó al sitio, donde finalmente fue abatido en medio del fuego cruzado; sus escoltas huyeron de la zona tras ver a su jefe muerto.

Alias “Gavilán”, segundo al mando de la estructura criminal liderada por Darío Úsuga, alias “Otoniel”, era el encargado de controlar todo lo relacionado con el tema del narcotráfico al interior de la organización.

Era sindicado de múltiples acciones criminales contra la Fuerza Pública. Según las autoridades, este sujeto sería el responsable de llevar a cabo el denominado ‘Plan pistola’, que le cobró la vida a más de diez uniformados en los primeros meses de este año; tenía orden de extradición a los Estados Unidos por el delito de narcotráfico, donde se ofrecía una recompensa de hasta 500.000 dólares por información que permitiera su captura.

Sobre alias Gavilán pesaban más de 20 órdenes de captura por homicidio, concierto para delinquir, narcotráfico y desplazamiento forzado, y presentaba notificación azul de la Interpol. (MB)