“No he cometido hecho punible contra persona natural o jurídica”

1734
Mario Antonio Alcedo Sánchez: “no he  cometido hecho punible”

En respuesta a los recientes hechos ocurridos en la ciudad, que involucraron la detención y sometimiento a un proceso judicial del abogado Jesús Alberto Berro, quien tras resultar airoso y decretarse su libertad plena anunció en rueda de prensa que tomará acciones legales en contra de los responsables de dicha situación, la persona que en calidad de presunta víctima figuró en el procedimiento aseguró en un escrito, el cual hizo llegar a este rotativo, que no ha cometido ningún hecho punible.

Mario Antonio Alcedo Sánchez dijo ser el presidente de una sociedad mercantil dedicada a actividades de comercio. “Para finales del año 2018 inicié una actividad de comercialización y marketing de un producto terminado de limpieza, elaborado por una empresa o compañía anónima dedicada a producir el mismo; es el caso que a finales del año 2019, la empresa productora comienza a realizar cobros no concurrentes del producto que le había sido adquirido, alegando un aumento de precio no justificado, lo que creó un clima de insatisfacción comercial para la empresa productora, quienes optan por concertar una reunión conmigo a fines de tratar las discrepancias”, explica.

Añade en el texto que: “llegado el día acudí a la  reunión pautada, donde lo concertantes intentan sorprenderme en mi buena voluntad con una cifra de presunta deuda que era demasiado exagerada, cifra la cual me rehusé a aceptar  y que generó molestias de forma inmediata en los concertantes de la reunión, quienes solicitan la presencia de mi esposa en el sitio para poder continuar la misma, aspecto al cual accedí y una vez se presenta mi esposa, somos impuestos a los propósitos de los concertantes de la reunión, quienes exigen que les sea entregado un vehículo de nuestra propiedad, como parte de pago, y que se les firmara un instrumento cambiario, a lo cual me negué de forma rotunda y después de varios intentos fallidos, por causas ajenas a nuestra voluntad, logramos  salir de ese lugar de reunión  pasadas casi 6 horas de ´negociaciones voluntarias y sin coacción alguna´. Posterior a  ello, tomé las acciones legales del caso, en las cuales acudí a los órganos de justicia para que determinaran las responsabilidades en las cuales pudieron haber incurrido los concertantes en la reunión, ese mes de octubre de 2019”.

“Viejos propósitos no logrados”

Agrega Alcedo que: “después de ese día, estas personas iniciaron un conjunto de acciones legales en mi contra, como  represalia a no consolidar sus propósitos de cobro excesivo y por cualquier medio, incluyendo los no legalmente aceptados; paralelo al curso de esas acciones judiciales, estas personas solicitaron los servicios legales de un escritorio jurídico, el cual usaron como medio de acción para tratar de consumar sus viejos propósitos no logrados, desencadenando los hechos que han sido acontecer noticioso en los pasados días y que por razones de reserva en el proceso investigativos no puedo revelar detalles que desdicen de las caras de corderitos religiosos que han presentado ante los medios informativos estas personas, que acuden al uso de medios irregulares de cobro,  lo que demuestra su alto nivel de estaltimia profesional” (sic).

—Finalmente –dijo al concluir-, no he cometido hecho punible en contra de persona  natural o jurídica alguna; muy por el contrario, he ejercido  por ante los órganos de justicia las acciones tendientes a garantizar y defender mis derechos, como lo puede hacer un ciudadano promedio; no tengo parcialidad  política alguna, no tengo salvadores o rescatadores políticos, no hago uso de nombres de personas como aval legal; la justicia se encargará de decidir lo conducente en estos procesos legales (…). (MB)