lunes 14 septiembre, 2020
Inicio Sucesos Sin ningún rastro del soldado desaparecido en la frontera

Sin ningún rastro del soldado desaparecido en la frontera

4.735 views

Este miércoles, 17 de junio, se cumplieron tres años de la misteriosa desaparición de un soldado del Ejército venezolano, aparentemente junto a un compañero, en San Antonio del Táchira.

Durante este lapso, la familia incesantemente ha tratado de hallar alguna pista que la lleve hasta su paradero, pero la búsqueda ha sido infructuosa. No existe ni un rastro de él.

Hace tres años, cuando se conversó sobre esta situación con Marcos Rangel, padre del soldado desaparecido, Marcos Yoseth Rangel Roa, de 27 años de edad, quien residía en Palotal, municipio Bolívar, dijo que su hijo estaba destacado en el Fuerte Murachí, Vega de Aza, municipio Torbes.

También dijo el afligido padre que otro soldado que acompañaba a su hijo ese 17 de junio de 2017, también desapareció, pero de este no tenía información personal.

Según Marcos Rangel –padre-, su hijo salió de permiso el viernes 16 de junio, a última hora de la tarde, del Fuerte Murachí, donde realizaba un curso para ascender a sargento de tropa.

Él y el otro soldado, de identidad desconocida, fueron vistos durante la noche del mismo viernes en San Antonio del Táchira, luego de que Marcos tuviera una discusión con su progenitora y se fuera de la casa.

“No sé por qué, pero hubo un intercambio de palabras entre Marcos y su mamá, y él salió de la casa bravo, se fue sin decir adónde. Andaba con otro muchacho, pues se dijo que el viernes por la noche los vieron por la bomba La 56. Nos preocupó porque no se presentaron el lunes, como tenían que hacerlo, en el Fuerte Murachí”, recordó el padre.

Trascurrido este tiempo, los padres de Marcos solamente esperan que se encuentre bien, que se reporte con la familia para que le dé un poco de calma a la angustia que han vivido por largos años, y si fuera el caso que alguien conociera de su paradero, que lo haga del conocimiento de alguna institución policial o militar, en razón de que, al menos ante el Cicpc, el soldado aparece en la lista de personas desaparecidas en la frontera.

Miriam Bustos

- Advertisment -