miércoles 8 diciembre, 2021
InicioPolíticaSolo hombres aspiran a la alcaldía de San Cristóbal

Solo hombres aspiran a la alcaldía de San Cristóbal

530 views


Favio Hernández


San Cristóbal es la joya de la corona de las alcaldías del Táchira, en los comicios electorales.

Un total de seis aspirantes irán a las urnas para que el pueblo seleccione solamente a uno de ellos. Entre este abanico de opciones se encuentran candidatos de diferentes tendencias: opositores al Gobierno nacional, representantes del voto independiente y afectos a la revolución.

Diferentes movidas de mata y movimientos se dieron en este largo camino hacia las elecciones, cita para la que faltan menos de 30 días; sin embargo, ahora ese grupo se redujo a seis aspirantes, sin saberse qué pasará con el transcurrir de los días, cuando se achique la campaña y puedan darse posibles retiros y apoyos a otros candidatos.

A la reelección

Gustavo Delgado, actual alcalde sancristobalense, busca reelegirse y para ello cuenta con el apoyo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Primero Justicia, Fuerza Vecinal, entre otras organizaciones, ante la negativa de su partido originario, Copei.

Llegó a la candidatura tras consenso entre los líderes nacionales de este sector opositor, contando con el respaldo directo de Fernando Andrade, candidato a la gobernación por la MUD, aunque tuvo que debatirse con otras propuestas de partidos como Acción Democrática (AD) y Un Nuevo Tiempo (UNT).

Para Delgado, la campaña no ha sido nada fácil, pues sumado a la rigurosidad que el evento demanda, tuvo que lidiar con dos cuadros de covid-19, lo que le ha mantenido intermitente en su trabajo electoral.

De hecho, fue hasta la semana pasada que Delgado volvió a las calles, a su trabajo social, luego de recuperarse satisfactoriamente de su segunda infección de covid-19, y asume el resto de la campaña, en la que intentará recuperar el tiempo perdido.

El alcalde no se detuvo ante tantas adversidades: falta de apoyo partidista, enfermedades, el desgaste que en sí lleva el haber ejercido un cargo público y los conflictos políticos con Freddy Bernal y el cuerpo edilicio del Concejo Municipal.

Es de recordar que una de las primeras polémicas de Delgado fue en la Feria Internacional de San Sebastián-2019, cuando se debatió con Bernal por la organización de diferentes actividades propias de la festividad.

También fue eje central de un conflicto salarial con los trabajadores del ayuntamiento, el cual libró con los concejales y los sindicatos.

No obstante, Delgado es apreciado por sus programas de asistencia social, llevando salud y servicios básicos a las barriadas más vulnerables de San Cristóbal.

La vialidad, entre lo que ha podido mostrar, es algo de lo que la ciudad habla, ya que sus cuadrillas se han visto en las calles, limpiándolas, iluminándolas, embelleciéndolas y demarcándolas.

El tema de la recolección de desechos ha sido un arma de doble filo, debido a los constantes altibajos del servicio, el cual no depende al 100 % del ejecutivo municipal.

“Gustavo trabaja y lucha por San Cristóbal”, ha sido su lema a lo largo de su gestión y de su reciente campaña, y constantemente se ha quejado de no poder desarrollar más su gestión debido a la no aprobación de recursos económicos por parte del Gobierno nacional.

Amemos a San Cristóbal

Enmarcado en el plan Amemos al Táchira, en su rol de director de Corpoandes, Silfredo Zambrano es el candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), planificación mediante la cual ha venido desarrollando una serie de estrategias para mejorar y optimizar diferentes espacios públicos en la ciudad.

La candidatura de Zambrano surgió producto de un proceso de postulaciones internas en el PSUV, para que después fuese confirmado por el voto y finalmente cumplir con las metas estipuladas por la dirección nacional roja.

“Hacer más y hablar menos”, es lo que dice este hombre de pocas palabras que busca conquistar la alcaldía de San Cristóbal por primera vez en la historia política venezolana.

Conocedor de que San Cristóbal es un bastión de la oposición regional, sabe que no es muy fácil conquistar al electorado de la capital tachirense; sin embargo, las obras que ha venido ejecutando en la ciudad le proporcionan un nivel más de popularidad y espera que el electorado vea resultados y el 21 se incline por su opción.

A donde va Bernal, va Silfredo, eso se evidencia en cada evento del Protectorado del Táchira. Con esto, buscan fortalecer el voto chavista.

Un viejo conocido

William Méndez es un viejo conocido de la sociedad sancristobalense, pues ya sabe lo que es estar al frente de la administración de la ciudad capital del estado Táchira.

Representante de la Alianza Democrática, la designación de Méndez como candidato de este grupo político estuvo rodeada por mucha polémica, ya que no cumplió con la principal exigencia de haber pasado por un proceso primario, imponiéndose a la voluntad de quienes sí participaron y ganaron, como lo fue Jaiberth Zambrano, dirigente de Acción Democrática.

Precisamente, el exfutbolista estuvo inscrito en un inicio en dicho proceso primario, pero aspirando a medirse para la gobernación, y luego desistió.

Su anterior gestión es su mejor carta de presentación, la cual es aprobada por muchos dirigentes sociales y deportistas de la ciudad, pero el desgaste normal que cualquier gestión conlleva no es su mejor aliada, sumado a esa parte del electorado que exige caras nuevas en la Administración pública.

Le apoyan organizaciones como AD, Copei, Avanzada Progresista, El Cambio, Cambiemos, MAS, Primero Venezuela, Prociudadanos, entre otras, todas forman parte de esta Alianza Democrática.

Chavismo sin Bernal

Para nadie es un secreto la existencia de la Alianza Popular Revolucionaria (APR), la cual se forjó por dirigentes regionales de izquierda que simpatizan con el ideal chavista, pero no aprueban la gestión de Freddy Bernal en la dirección regional del PSUV.

Este grupo, compuesto por disidentes de organizaciones del denominado Gran Polo Patriótico, así como también del Partido Comunista de Venezuela, se la juega con Richard Amaya, un reconocido dirigente social en las comunidades de la parte baja de la ciudad.

Liderados por el diputado del Consejo Legislativo del estado Táchira y candidato a la gobernación, Juan Carlos Guevara, los de la APR buscan conquistar espacios políticos apoyándose en ese voto revolucionario que está descontento con las políticas públicas del eje central.

Amaya no es tan mediático y puede que eso sea una dificultad a la hora del respaldo popular.

“Ciudad de propietarios”

Otra alternativa es la del vicepresidente del Colegio de Abogados, Jorge Utrera, quien se lanzó al agua identificándose como un candidato “opositor e independiente”.

Su grito de guerra es el de “San Cristóbal, una ciudad de propietarios”, mediante el cual pretende traspasar los terrenos ejidos a sus legítimos propietarios, de manera casi gratuita.

En las últimas semanas entabló una discusión con quienes les han adversado por esta propuesta, exhortándoles a que le investiguen y sentenciando que, de llegar a la alcaldía, él sí lo hará. “No tengo rabo de paja”, les dijo.

Algunos le ven, como puntos negativos, inexperiencia política y poco fogueo en las calles, así como también algunos de sus colegas difieren de que se concrete la venta de ejidos al pueblo a través de un decreto.

Proveedor para la capital

Leonardo Moncada, otra apuesta del sector independiente y empresarial, quiere ser alcalde de San Cristóbal.

Moncada fue uno de los primeros y principales proveedores de la gestión Delgado; sin embargo, por diferencias se desligó de este y ahora dice tener todo lo necesario para potenciar la ciudad, ya que, según asegura, conoce la gente precisa para hacer de la capital tachirense una ciudad modelo.

Reconocido comerciante de la ciudad, quiere llegar a la gestión pública municipal cautivando el voto de los indecisos, así como también exhorta al electorado a darle su confianza el 21 de noviembre.

- Advertisment -